Uno de los sonidos más icónicos de la música rock y pop contemporánea es ese riff de bajo interpretado por John Deacon, bajista de la banda inglesa Queen, en Under Pressure, un tema de 1981 que llegó al No. 1 en el Reino Unido y al puesto 30 en las carteleras de los Estados Unidos.

La historia de este tema tiene muchísimos bemoles, y comienza cuando David Bowie se reúne con Queen, para grabar los coros del tema “Cool Cat”. No quedaron conformes con el resultado (y estamos hablando de Freddie Mercury, David Bowie, Brian May, Roger Taylor y John Deacon), se pusieron a improvisar sobre la base musical de otro tema, “Feel Like”, escrita por Roger Taylor y que no había sido terminada para este disco.

Los créditos del tema son para “Bowie y Queen”, aunque realmente quién escribió qué, es algo que nunca ha quedado realmente claro. Bowie escribió la letra, aunque algunos dicen que simplemente adaptó el esqueleto de un tema que ya había hecho Roger Taylor (Feel Like, como mencioné más arriba). El tema comienza con un hi-hat (esa pieza que tienen las baterías, que se ven como dos platillos encontrándose uno arriba del otro), luego entra el famoso riff del bajo, y ahi los acordes de un piano que dan paso a la percusión: platillos, dedos chasqueando, palmas aplaudiendo, y una guitarra eléctrica que termina de cohesionar todo el arreglo musical.

Acerca del riff de bajo, Roger Taylor asegura que fue John Deacon quien lo compuso, y estuvo durante horas repitiéndolo en el estudio en Suiza donde estaban reunidos con Bowie. Cuando regresaron de cenar, iban a grabar el tema y a Deacon se le había olvidado como iba, y fue Bowie quien se lo recordó. Quizá por eso es que a veces el mismo Deacon dice que Bowie lo compuso, mientras que Bowie y el resto de Queen se lo atribuyen a Deacon.

Pero en fin, luego del bajo, se escucha la voz de Freddie Mercury tarareando, y entra Bowie diciendo “Pressure!”. Seguimos disfrutando del tema y de pronto, luego de unos dos minutos, la batería y la guitarra hacen silencio para dar paso a un órgano Hammond, como si de un tema gospel se tratara, y escuchamos a Bowie decir “keep coming up with love, but it’s so slashed and torn”, y allí estalla el tema, vuelve la guitarra, la batería, y tanto Mercury como Bowie hacen gala de sus instrumentos favoritos: sus voces, cada una en su entonación, cada una mostrando su genialidad. Hay incluso una grabación en donde podemos escuchar solamente sus dos voces, a capella, que hacen que el tema se sienta muy distinto a cómo es originalmente, pero que para los que somos fanáticos de la música de Queen y de David Bowie, es una joya.

Bowie no interpretó el tema en sus conciertos en vivo hasta el concierto tributo a Freddie Mercury en 1992, en dueto con Annie Lennox, y desde 1995 lo cantó en todas sus presentaciones acompañado de la bajista Gail Ann Dorsey, que hacía la parte vocal de Mercury.

Versiones e ilusiones.

Hay muchas versiones del tema, no solamente interpretadas por Bowie o por Queen, sino también por otros artistas y bandas, pero quizá una de las más famosas versiones, fue la del rapero Robert Van Winkle, (que es el nombre real de Vanilla Ice), que tomo el riff de bajo de John Deacon para su tema “Ice, Ice Baby”…y por supuesto fue demandado por Queen y Bowie.

Hace unos años, Van Winkle apareció en un programa de radio alegando que durante ese litigio el salió ganando, puesto que al final “el compró Under Pressure porque le salía más barato que pagar regalías toda la vida”. Un vocero de la banda asegura que esto no es del todo cierto, y que lo que pasó fue que lo obligaron a pagar por los derechos de uso del tema.

Under Pressure, por Bowie y Queen, uno de los temas que más disfruto escuchar cada vez que puedo, en mi casa, en el carro, sin ninguna vergüenza al entonar con mi muy normal voz, esta joya de dos de mis artistas favoritos.

Aun me impresiona que uno de los temas más increíbles de Queen tiene una letra escrita por Bowie, y que esa genial letra escrita por Bowie, consiguió registros vocales extraordinarios no en Bowie, sino en la voz de Freddie Mercury.